¿Qué son las páginas o resultados Web Light?

Web Light es un formato ultraligero que Google puede mostrar cuando se hace clic en ciertos resultados orgánicos desde móviles con conexiones lentas (hoy en día 3G o inferiores).

Con Web Light, Google toma de la página en cuestión lo esencial para que el contenido se pueda consumir, dejando fuera scripts, fonts especiales, etc. A esto Google lo llama transcode o “transcodificar” una página.

Nota: esto es un vídeo-post, lo que quiere decir que para ver en detalle los datos y ejemplos que te traigo sobre este tema, no debes perderte el vídeo.

Y ya, si te suscribes a mi nuevo canal de YouTube, miel sobre hojuelas.

¿Es Web Light algo nuevo?

No, Google introdujo la tecnología Web Light en 2015 y ya entonces se probó al menos en Indonesia, Brasil e India, donde se servía a móviles con conexiones 2G.

Lo que es nuevo es:

  1. Google está empezando a mostrar datos de impresiones, clics, etc, para tus resultados Web light en Search Console. Esto fue anunciado y confirmado por Google el día 14 de junio, pero los datos de Search Console muestran impresiones y clics desde el día 30 de abril
  1. Esto segundo no lo ha confirmado por Google, pero lo digo yo: mi opinión es que en las últimas semanas estos resultados se han hecho más habituales. Google los está enseñando en más búsquedas, para más webs y con conexiones no tan lentas. Es decir, creo que ahora el baremo para conexión lenta según Google ha subido hasta conexiones 3G, o al menos esto he experimentado yo mismo, que vivo en una zona donde no siempre hay 4G disponible.

Esto último también podría ser simplemente un test hecho por Google en estas primeras semanas, ya que en muchas de mis propiedades se ven más impresiones en las dos primeras semanas tras el 30 de abril, y luego bajan.

¿Hay alguna diferencia entre Web Light y AMP?

Sí, mucha. Se diferencian principalmente en dos cosas:

  • Web Light es más ligero aun, de hecho Google puede pasar a Web Ligh algunos de tus resultados que ya sean AMP, si lo considera necesario para ahorrar aun más tiempo de carga.
  • AMP es totalmente voluntario, mientras que en Web Light es Google el que decide cargar tu contenido en ese formato. Lo único que puedes es decirle a Google que no quieres aparecer como Web Light (al final del post te digo cómo), pero no puedes decirle que lo haga, o decirle cómo. Ahí decide Google.

¿Por qué es importante saber que nuestros resultados se están viendo en formato Web Light y con qué frecuencia?

Porque si tenemos volúmenes altos de impresiones puede querer decir que nuestras páginas según Google son demasiado lentas para un porcentaje alto de los usuarios.

Por ejemplo, he podido comprobar que las webs que tienen versión AMP, y por tanto se están sirviendo desde Google móvil con una carga algo más rápida, la proporción de impresiones de páginas Web Light es más baja que en los sitios que no tienen versión AMP (mira el vídeo para ver los datos concretos de este ejemplo).

Es decir, y esto es de lógica, cuanto más tarden en cargar tus páginas para móvil, mayor es la posibilidad de que Google, ante una conexión móvil lenta, opte por servir la versión Web Light.

Si esto está ocurriendo, es bueno saber cómo se muestran nuestras páginas es Web Light, por si acaso nuestras páginas se ven limitadas o perjudicadas de alguna manera y nos conviene decirle a Google que no muestre la versión Web Light.

Para ver nuestras páginas tal y como se le sirven a un usuario en la versión Web Light, Google ha puesto a nuestra disposición esta herramienta, pero sólo funciona en móvil (en el vídeo puedes ver cómo hacerlo, con un ejemplo).

¿Qué pasa con la publicidad en Web Light?

Es uno de los puntos más polémicos. Si AMP no le gustaba a muchos porque podía afectar a la monetización, Web Light va a gustar mucho menos. En principio, todos los anuncios de Adsense se van a seguir viendo en Web Light. En cambio, que los anuncios de otras plataformas funcionen correctamente en la versión transcodificada no está asegurado.

¿Abuso de Google? Bueno, para mí todo depende de si quieres ver el vaso medio lleno o medio vacío.

Si hacemos caso a Google, sólo pasan a Web Light páginas que estarían tardando en cargar unos 12 segundos en conexiones 2G, o que a veces ni siquiera cargan enteras.

Con esos tiempos de carga, el índice de abandono de esas páginas debe ser altísimo, por lo que en el fondo te están haciendo un favor sirviendo por ti una versión mucho más ligera y que puede cargar en 3 o 4 segundos, aun cuando el móvil del usuario vaya a pedales.

Puede que dejen de cargar algunos anuncios a los usuarios con 2G, sí, pero es que de la otra forma casi nadie estaba viendo esos anuncios de todas formas.

¿Cómo se le indica a Google que no quieres servir tus contenidos en Web Light?

Tal y como ha indicado Google en su anuncio oficial, es tan fácil como introducir la línea “Cache-Control: no-transform” en la respuesta HTTP de nuestra página. Con lo cual queda bastante claro que, en el fondo, Web Light es una forma de cacheado en la que Google actúa como proxy entre nuestro servidor y su usuario.

Esto se puede hacer página a página, añadiendo una meta etiqueta al head con este texto:

<meta http-equiv=”Cache-control” content=”no-transform”>

O, para todo el sitio, creando una regla en el htaccess de tu servidor, similar a la que escriben los plugins de cacheado, o a la que te recomiendo añadir en mi post Cómo especificar caché de navegador sin plugins, con la única salvedad de que debe añadir el “no-transform” al estatus de Cache-control.

Conclusión: ¿Web Light sí o no? ¿Es recomendable añadir el no-transform?

En mi opinión, no. Como siempre, asumo que Google toma sus decisiones con datos suficientes, y si han dado este paso es porque han visto que en las conexiones más lentas, la mayoría de usuarios le estaban dando al botón de retroceder antes de esperar a que se cargasen las páginas más lentas.

Yo por lo menos lo he hecho muchas veces, cuando estoy en un lugar con mala conexión y estoy buscando algo. Si el resultado no se ha cargado en segundos, para atrás y a tratar de cargar otro, o a cambiar la búsqueda.

Por otro lado, lo que queda muy claro es que Google no se para en nada en su guerra contra los resultados que tardan mucho en cargar y proporcionan una mala experiencia a los usuarios de su buscador.

Han dado opciones (la última AMP), han hecho grandes anuncios asegurando que castigarán a los malos tiempos de carga (a partir del 1 de julio también en móvil) y ahora ya han llegado al último paso: si tú no arreglas el tiempo de carga de tu web, ya te lo arreglan ellos, pero sirviendo tu página web “en los huesos”.

Para mí, la opción está clara: tratar de arreglar como sea los problemas de tiempo de carga móvil, u optar por AMP, que como te conté en mi primer vídeo, tiene muchas ventajas a pesar de su mala fama.